Vivir un cancer: 10 enseñanzas que me ha dejado la enfermedad.

diferencia-cancer

Pero, ¿qué es vivir un cancer?. Vivir un cancer es vivirlo tan de cerca que de vértigo. Porque en este camino no he vivido yo sola el cancer, sino que también lo ha vivido parte de mi familia y amigos. Personas que han experimentado en si mismas muchas de las cosas que te trae el cancer. Muchos miedos, pero también muchas enseñanzas.

Y es que para el cancer, nadie te prepara. Quizás sea esa una de las grandes razones por las que es capaz de presentarte los miedos así, de frente. Sin medias tintas. Ya que parte con ventaja.

1-Elimina de tu mente la posibilidad de hacer las cosas cuando llegue el momento sea oportuno, porque sabes que no hay mejor momento para hacer algo que quieres hacer, que ahora.

2-Dejas de guardar los “te quiero” sólo para tu pareja. Y comienza a ser algo habitual escucharlo de tu familia y amigos. Y sienta taaan bien. Como pequeños abrazos reconfortantes al corazón. Y las pocas veces que lo habías dicho hasta ahora!

3-Tener cancer significa soñar en un futuro que no tienes ni idea de si llegará a pasar y por eso, es casi imposible aferrarse a él. Luchas por sueños simplemente por el disfrute de “luchar”, porque el que se conviertan en realidad es lo de menos. A eso yo lo llamo vivir más y esperar menos. Y así, es tan fácil ser feliz.

5-Te ayuda a conectar con lo que tu cuerpo necesita de verdad. Que estas cansada, descansas. Que tienes sueño, pues duermes. Porque sabes, que tu cuerpo siempre te está hablando, y está vez sí que le vas a hacer caso.

6-Entiendes a otras personas con enfermedades difíciles. Porque estar enfermo no significa estar todo el día en la cama. Ni estar disfrutando y divirtiéndote, significa que ya no estas enfermo. Esas etapas por las que pasas, que son difíciles de explicar si no las vives. Por eso sientes mucho más  cercanos a gente que pasa por cosas parecidas. La adversidad une.

7-Deseas que el tiempo se pare y gritar con todas tus fuerzas. Pero no. Ni el tiempo se para ni gritas para que nadie te oiga. La visión de lo que era tu vida se desmorona y a nadie parece importarle. Hasta que te das cuenta de que realmente, no importa. Porque pasaras por esa fase tantas veces, que cuando vuelvas a pensar que ya lo entiendes y hasta hora no entendías nada, sonríes sabiendo, que en realidad no tienes ni idea de nada. Y lo mejor es que te da igual.

8-Creerás que te estas cavando tu propia tumba cada vez que piensas que vas a morir, o estas triste. Porque ya sabes lo importante que es el estar positivo. Pero poco a poco te das cuenta de que estar positivo no significa estar sonriendo, sino en paz contigo mismo. Y hay veces que no hay nada mejor para calmarse que agua salada y permitirse sentir sin juzgar nada.

9-Te muestra nuevas relaciones. Rompe otras y afianza y mejora algunas. Es tan increíble observar todos estos movimientos…tan increíble como personas a tu alrededor se alejan de ti casi corriendo y otras comienzan a florecer quedándose a tu lado…Como si la palabra cancer fuese un veneno para algunos y un abono para otros.

10-El cancer no es algo a combatir. No se gana cuando uno queda libre ni se pierde cuando se muere. No es una batalla. Es un maestro, que un día, el día que él te sabe preparado, llama a tu puerta. Y a partir de ahí es tu elección. Cada día. Lo puedes ver cómo un enemigo o como el maestro más estricto que hayas tenido nunca. Él elige bien a sus pupilos. A aquellos que le necesitan para poder seguir avanzando. Aquellos que necesitan un master de vida.

Gracias cancer.

 

Se lo dedico a todas mis compañeras/os de pupitre, en este master de vida

PD: se me olvidó el cuarto punto, pero este punto sería el que aprender, es la única razón por la que estamos vivos. La vida en si es un laboratorio, por eso no hay nada de lo que hagas que este mal, porque de todo aprendes. Cada persona vive este camino de una manera diferente, todas están bien. Experimentar, caerse, equivocarse. Todo es parte de un proceso que no acaba en este mundo. Por eso irse, es parte de ello.

4 Comments

  • BEATRIZ CHAVES CUÑADO says:

    Virginia, diez puntos que comparto en su totalidad. Yo también soy una compañera de pupitre, y como tú pienso que, las personas con cáncer no tenemos más probabilidades de morir, simplemente nos hacemos más conscientes de que todos vamos a hacerlo. Me escribiste en mi video “El sueño de Bea”, y como tú también digo “gracias cáncer”. Aquí estoy para lo que quieras. Un abrazo… de colores.

  • NúriaNacher says:

    Eres grande, eres bella, eres sabia, eres luchadora, eres escritora, eres bondadosa… con estos 10 puntos describes a la perfección tantoblo que sentís los afectados directos comonlo que sentimos los profundamente allegados. Aunque no haya experimentado la enfermedad en mis carnes, sentí el vertigo de mi madre y el mio propio al perderla, también el de mi padre y el mio propio al perderle y el de amigos, también… Ojalá pudiesemos aprender todo esto sin tener que pafecerlo.

    • Virginia says:

      Muchas gracias guapisima por tu comentario. Ojala nos permitiesemos sentir y dejar ir. Somos nosotros mismos los que creemos que las personas que queremos deberían estar con nosotros por siempre jamas, cuando en realidad, el universo sabe lo que realmente necesitamos. Un abrazo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>